Destacado

ALMA Y LA ISLA

Hace tiempo que no escribo por aquí porque el trabajo de leer requiere mucha dedicación y, además, he estado leyendo varios libros a la vez que ya iré reseñando poco a poco. Esta entrada es para mí más especial de lo habitual porque pude revivir la historia de Alma y Otto de la mano de su autora, la galardonada, Mónica Rodríguez, ganadora del XIII Premio Anaya 2016.

“Alma y la isla” narra las peripecias de una refugiada negra desde que huyó de su país en guerra, hasta llegar a un país que la acogiera en el que encontrarse segura. Alma no tiene nada que perder. Su familia y ella se embarcan en una aventura que no resulta para nada satisfactoria ya que solo ella consigue salvar la vida. Al llegar a tierra da a parar a un pueblo pesquero en el que se encontrará a Otto, un niño que no la acepta y la trata incluso de diablo.

Aspectos positivos: la facilidad de lectura y el tema que trata. Resulta muy gratificante poder encontrar este tipo de referentes en la literatura infantil. La guerra, los refugiados y la inmigración están a la orden del día y es necesario acercar esta gran problemática a los niños y niñas de nuestra sociedad.

Aspectos negativos: en mi opinión, la trama es quizás demasiado sencilla. Me parece que la crudeza de los hechos se coge con pinzas. Sin embargo, de esta manera su autora podrá llegar a un rango mayor de edad comenzando con lectores más pequeños.

Impresión general del texto: 7/10

¿Qué nos cuenta su autora sobre este libro y sus propias sensaciones al escribirlo? Entrevista en el Instituto de Educación Secundaria “Auringis” de Jaén.

Mónica Rodríguez en un encuentro con 1º de ESO (I.E.S. Auringis, Jaén)

Mónica Rodríguez comienza destacando lo mucho que sufrió escribiendo el libro “Alma y la isla”. Desde un principio tenía claro que ese sería el título, pero le sería más complicado meterse en la piel de los personajes principales: Alma y Otto. Mónica asegura sentirse una persona mejor después de haber escrito este libro, del que le preocupaba más la forma en la que contar la historia que la propia historia en sí. La parte más difícil del proceso de elaboración de esta obra fue la lectura de testimonios reales de personas que viajan desde Etiopía y otros países en guerra hasta la isla de Lampedusa o cualquier otra isla del mediterráneo buscando refugio. Tan dura fue la experiencia que llegó a escribir más de un capítulo entero llorando. Por último, nos muestra cómo leer un libro, no solo en sus palabras, sino también en sus silencios. “Leer es un acto subversivo ya que corremos el riesgo de conocernos mejor y ser más libres”.

¿Qué le inspiró para escribir “Alma y la isla”? Las ganas de adentrarme en una historia sobre refugiados. Quería acercarme a esas personas y está sucediendo aquí al lado. Estamos acostumbrados al terror y no sentimos un gran dolor. ¿Vosotros qué hacéis para cambiar el mundo? Hace un tiempo leí un artículo sobre niños refugiados que viajaban a Lampedusa en busca de asilo en una publicación de “Save the Children”. Eso fue lo que me motivó definitivamente a escribir esta historia. Esas familias arriesgan su vida porque no tienen nada que perder y compran el pasaje en una barca rota con todos los ahorros de su vida.

¿Cómo decidiste dejar tu trabajo? Fue algo que fue sucediendo muy despacio. Desde pequeña me llevaba una novela al instituto mientras algunos profesores explicaban y la leía sobre las rodillas. Era una chica muy lectora. Empecé a escribir con 13 años a raíz de la enfermedad de mi abuelo. Mi abuelo Fernando tenía una embolia que le impedía hablar. Entonces, me metí en la biblioteca de mi abuelo y descubrí que esos libros podían hablar de mi abuelo e incluso de mí. Empecé a escribir poesía de amor y desamor. Más adelante me pasé al relato para decirle cosas a mis amigos. La Literatura nos cuenta mentiras para decir alguna verdad. Yo necesitaba escribir todos los días. Escribía de 10 a 12 todas las noches y luego, a partir de las 12, leía. Para ser escritor es necesario leer y leer y escribir y escribir. También tuve la ayuda de contar con Gonzalo Moure que leyó algunas de mis obras y me animó a escribir.

Hace 11 años vendí la casa de Oviedo y me llegó un dinero que me permitiría cumplir mi sueño de vivir de escribir al menos durante 2 años. Después probé a escribir 6 horas diarias y leía durante 2 horas al día. Todos los años escribo. No gano mucho dinero, pero soy rica. La Ciencia y la Literatura tratan de entender al ser humano. La Ciencia desde un punto de vista objetivo y la Literatura, desde un punto de vista subjetivo. “Los científicos nos pueden decir cómo es el cielo, pero con el poeta lo entendemos del todo” (Liliana Bodoc).

¿Por qué la protagonista se llama Alma? Alma se llama así porque en un reportaje de televisión aparecía una mujer dando a luz en la playa recién llegada en patera. La madre llamó Alma a la niña que significa “vida humana”. Sin embargo, en Etiopía no existe como tal, sino que se pronuncia Almaz y significa “diamante”.

¿Qué capítulo le costó más trabajo escribir? El viaje de Alma y su familia. También el final, ya que lo había imaginado distinto (Alma se quedaba finalmente en la isla con Otto). No podía ser un final complaciente porque Otto era un chico caprichoso y no podía ser de aquella manera. Además, yo mejoro los libros con las opiniones de algunas personas cercanas a mí. Corrijo, cambio y rescato la novela. Soy una escritora de brújula.

¿Por qué los capítulos son tan cortos? Por varias razones. Primero, porque me gusta que sean cortos y segundo, por la gran carga emocional que tienen. En capítulos así es necesario parar. Además, el mejor momento del día para leer es por la noche en la cama. Me gusta que los capítulos sean cortos para poder decidir cuándo acostarme sin tener que esperar a acabar un capítulo porque es muy largo.

¿Cuánto tiempo tardaste en escribir el libro? Para escribir un libro hay que tardar el tiempo que se necesite, igual que un bebé que está aprendiendo a andar. En concreto con “Alma y la isla” tardé 2 meses. Sin embargo, con otros libros he podido tardar desde 2 semanas hasta 2 años.

¿Qué sentimientos tienes al publicar un libro? Miedo porque no sé qué pasará con el libro e ilusión por compartirlo.

Mónica Rodríguez terminó su encuentro con los chavales de 1º de E.S.O. hablando de sus libros favoritos y de los sentimientos que le mueven a escribirlos, pero eso me lo guardo para mí. Así, cuando veáis a Mónica en algún evento, se lo preguntáis vosotros mismos.

EL CARTERO DE BAGDAD

Esta obra del autor gallego Marcos S. Calveiro e ilustrada por Miguel Ángel Díez fue galardonada con el Premio Ala Delta de Edelvives en 2007.

Comencé a leer “El cartero de Bagdad” con ojos críticos para analizar cómo su autor enfoca una guerra tan cruel como la de Iraq desde distintos ángulos. Es un libro orientado a niños de 10 a 12 años, pero no estaría mal que se ampliara el rango de edad para llegar a más lectores.

La historia en sí parece sencilla. Una familia normal iraquí tiene que sobrevivir diariamente entre bombas y explosiones. El protagonista de la historia es un niño llamado Abdulwahid. Su padre, uno de los pocos carteros que quedan en Bagdad, sufre un accidente de moto. Es entonces cuando le pide a su hijo que termine una misión importante en caso de que las heridas por el accidente vayan a más y no consiga sobrevivir. Abdulwahid tiene que entregar una carta misteriosa. En esta misión le ayudará su amigo Ahmed, que es chiita, a diferencia de ellos, que son sunitas.

Aspectos positivos: es increíble cómo en tan solo 140 páginas podemos sumergirnos de lleno en la cultura iraquí. Desde las comidas que se hacían en los buenos tiempos a las que se hacían en época de guerra. Gracias a la maestría de Calveiro podemos conocer la diferencia entre chiitas y sunitas, cómo se inició la guerra, algunas palabras en árabe, cuándo es el ramadán y lo que ello implica, la sumisión aceptada de la mujer, etc.

Aparte de los aspectos culturales, la historia que nos cuenta su escritor tampoco hay que menospreciarla. Una historia llena de misterio que te hace devorar las páginas y sentir el miedo que el protagonista siente al caminar por las calles de su propia ciudad.

Finalmente, podemos apreciar un canto a la esperanza incluso donde es muy difícil encontrarla, por no decir imposible. Ya no solo la esperanza de seguir viviendo, sino la de la reconciliación entre las distintas ramas del islamismo. La pureza de la infancia nos hace creer de nuevo en un mundo sin conflictos planeados.

Aspectos negativos: El final queda un poco abierto. Me habría gustado seguir conociendo la historia del pequeño Abdulwahid.

Impresión general del texto: 10/10

EL PASEO DE JAIMA

He comenzado a documentarme para escribir mi próximo proyecto. El primer libro que he elegido es “El paseo de Jaima” de Javier Fernández Jiménez. Lo compré en el Festilij de Tres Cantos en Madrid el mes pasado. Las ilustraciones son muy gráficas y precisas y la edición, si no me equivoco, la ha llevado a cabo en una autoedición con “Descentrados Servicios Editoriales”.

“El paseo de Jaima” narra la historia de Jaima y su hermano para salir de un país en guerra. Tendrán que dejar a la familia atrás y atravesar el desierto y después el mar, con personas a las que ni siquiera conocen. La obra vista así parece prometedora pero la manera de contarla me ha parecido “demasiado” original. Explicaré lo que quiero enfatizar con “demasiado” en una lista de pros y contras.

Aspectos positivos: Las descripciones tan detalladas de cómo se vive el terror en una ciudad en guerra son, desde luego, el punto fuerte de esta novela juvenil. Supongo que juvenil porque, al no venir indicado el rango de edad en la cubierta, interpreto por su contenido que un niño o niña menor de 12 años lo tendría complicado para entender ciertos aspectos formales.

El tema tratado en este texto nunca es fácil de escribir, pero sí debería ser fácil de leer para poder llegar al mayor número de personas. Aplaudo la valentía del autor para abordar un asunto con tanta trascendencia y tan ignorado a veces por las autoridades europeas.

Lo mejor, sin duda, del texto son las frases tan profundas que nos deja: “Las sonrisas son mejor que las pastillas”. “Los buenos cuentos son casi tan importantes como una buena sonrisa”. “Una persona sin papeles a veces parece que no es persona”. Esos son solo algunos ejemplos.

Aspectos negativos: El primer aspecto negativo ha sido precisamente la edición del texto. El libro en sí es complicado de leer por la rigidez de la encuadernación. El tipo de papel tampoco me ha gustado, pero se salva por lo hermoso de la historia que contiene.

Con respecto a la manera en que leemos este texto, personalmente me ha parecido un poco embrollado. Se intentan mezclar dos historias a la vez diferenciadas por distintos colores e intercaladas entre sí. En negro tendríamos la historia de Jaima y en naranja, un cuento narrado por Hassan, el abuelo de Jaima. La manera en la que están redactadas ambas historias no ayudan a seguir fluidamente la lectura de ninguna de las dos.

La historia está contada en tercera persona generalmente con interpelaciones al lector que se hacen en segunda. No me ha gustado el hecho de que se interpele al lector para comparar los sentimientos de este con los de la propia Jaima y su familia. Habría sido mejor, desde mi humilde opinión, contar esta historia en primera persona o en tercera, sin interrupciones como las que refiero, para poder llegar más al receptor. Para hacer calar mejor su mensaje, su enseñanza, que al fin y al cabo toda historia debe mostrar. Es mejor disimular que queremos transmitir algo en lugar de preguntar directamente al lector. El lector es sabio y sabrá interpretar mucho mejor lo que el narrador nos quiere decir si, simplemente, lo sugerimos.

[pequeño spoiler a continuación]

Por último, el final del libro es de esos que no te esperas pero por oníricos. No puedo dar más detalles, solo digo que en una guerra hay muertos. Muchas víctimas inocentes que injustamente pierden la vida y las de los que más quieren. Esto podría calar más en el lector porque es la realidad. La realidad nunca está edulcorada y nos hace reflexionar más y mejor. La reflexión puede cambiar el mundo. Debe cambiar el mundo.

Valoración general del texto: 7/10

La Chica Pájaro

La Chica Pájaro es una novela juvenil escrita por Sandy Stark-McGinnis y editada por Blackie Books. Llegó a mis manos el pasado San Valentín y hoy empecé su lectura. Para mi sorpresa, también la he terminado hoy y eso que tiene más de 180 páginas. Cuidado con el título, no os equivoquéis con el de Paula Bombara de Ediciones Norma.

He de reconocer que al principio me pareció un libro raro, no sólo por el mismo título sino porque entrando en las primeras páginas no sabes muy bien dónde te llevarán. Para que se entienda un poco, el libro comienza narrando la historia de una niña que pasa de casa en casa de acogida porque todas sus familias la rechazan. December, que así se llama la protagonista, asegura ser un pájaro e intenta imitar a estos animales incluso en la capacidad de volar.

Conforme van pasando las hojas podemos descubrir que el trasfondo de la historia es más duro de lo que a simple vista parece. En ella se tratan temas tan importantes como el bullying o la soledad de una niña que se siente abandonada. Quizás en ese aspecto comparte bastante con Thornhill, Orfanato para Chicas, de la misma editorial. Por suerte, se irá haciendo cada vez más fuerte gracias al poder del amor y la amistad incondicional de una madre de acogida y de una compañera del colegio (de la que también podemos aprender valiosas lecciones).

Aspectos positivos: Después de haber leído esta maravilla caída del cielo he de reconocer que el trasfondo de la historia te hace reflexionar y apreciar los placeres sencillos de la vida. Es un libro que debería estar en un futuro entre los clásicos de la literatura infantil y juvenil por la carga filosófica que encierra y por lo bello de la poesía que desborda en sus palabras. Me parece fenomenal que supuestamente esté dirigido a un público joven y que no intente tratarlo de tonto con una historia absurda y un vocabulario pobre como sucede con otras publicaciones. Ha sido una apuesta arriesgada por parte de Blackie Books, pero segura. Quizás no tenga el número de ventas que debería porque no es otro producto comercial más y que solo los chicos y chicas con verdadero interés en la lectura podrán llegar a comprender. Los que no, podrán seguir conformándose con un ejemplar de los “Futbolísimos”…, por decir algo.

Me ha recordado a la primera vez que leí “Momo” de Michael Ende. Yo solo tenía 12 años y me sentí orgullosa de haber comprendido una obra así, tan pura, tan intensa y tan llena de verdad. Ahora me siento igual aunque con unos cuantos años más. Ojalá la historia de la literatura me diera la razón y lo encontremos en un futuro entre el canon recomendado no solo para niños y jóvenes; considero que todo el mundo debería hacer esta lectura sin importar su edad. Igual todavía no es tarde para cambiar ciertas mentalidades. Porque, una cosa es muy cierta, y es que este libro te cambia la vida.

Aspectos negativos: Por poner un punto negativo a esta obra, he de reconocer que en ciertas partes me he aburrido cuando se hablaba de las características de ciertas aves y pasaba rápido por esas líneas para continuar con la trama y saber qué ocurriría al final.

Impresión general del texto: 9/10.

DIÓGENES

“Diógenes” es un libro de la editorial Kalandraka que no me gusta parar de leer. Lo escribió el gran Pablo Albo y fue premiado en 2008 con el Premio Lazarillo de Creación Literaria, recibió el tercer Premio Nacional de Edición en 2010 y fue seleccionado por el Ministerio de Educación de Argentina en 2015. Las ilustraciones de Pablo Auladell lo hacen más exquisito aún.

Diógenes es un niño al que le gusta coleccionar cosas como al resto de su familia. Cosas sin utilidad o tan absurdas como un submarino o un bosque de eucaliptos (cada objeto esconde algo: una historia, una verdad). Sin embargo, leyendo esta historia nos damos cuenta de lo peligroso que puede llegar a ser guardar según qué objetos… Es lo que le sucedía a su tío, que prefería dañarse a sí mismo antes que desprenderse de sus bienes más preciados.

Aspectos positivos: el formato en el que se presenta la historia es tipo álbum ilustrado. No podría ser de otra manera porque se trata de una joya que necesita ser bien cuidada para llegar al corazón del máximo número de personas. Es difícil explicar lo que se siente al leer este relato, por eso animo a cualquiera a que lo disfrute, lo saboree y se deleite en su lectura. ¿Cómo de una sarta de disparates puede florecer un sentimiento tan puro, tan noble? Pablo siempre dice que su intención cuando escribe no es transmitir nada; ni enseñanzas, ni mensajes. Ains, amigo Pablo, pues entonces lo haces mal porque ahí te equivocas. Transmites y mucho. Por favor, sigue no transmitiendo como hasta ahora, esperaré con los ojos abiertos para leerte.

Aspectos negativos: NINGUNO

Impresión general del texto: 10/10

Cómo arreglar un libro mojado

“Cómo arreglar un libro mojado” es una obra del autor Roberto Aliaga y la ilustradora Clara Soriano. Fue ganador del Premio Barco de Vapor 2017. El mismo autor de esta obra ha ganado diversos certámenes literarios, entre ellos, el también conocido “Cuando Óscar escapó de la cárcel” (Premio Vila D’Ibi 2012).

Esta estremecedora historia encierra algo más que una aventura de secretos y misterio entre amigos. Víctor encuentra un libro que no debe leer, pero su curiosidad puede más que la responsabilidad. Más adelante quizá se alegre de haberlo encontrado porque podrá resolver un terrible suceso de mano de su amiga Sara.

Aspectos positivos: es un libro que engancha de principio a fin gracias al tremendo problema al que se tienen que enfrentar sus protagonistas. Además, contiene diversos paratextos que encandilan al lector olvidándose de que está leyendo un libro y transportándose directamente al entorno donde se desarrolla la trama. Tiene notas de humor pero también hace reflexionar una vez llegados al final de la historia. Está bien hilado y lo enriquecen unas exquisitas ilustraciones, obra de Clara Soriano. Contiene de manera muy sutil ciertas pinceladas de cómo los protagonistas pueden abordar un caso flagrante de malos tratos.

Aspectos negativos: aparentemente no tiene ninguno. Quizás las referencias a la lectura y la escritura como algo muy positivo a lo largo de todo el libro, pudieran dejar entrever un cierto adoctrinamiento referente a ese tema. Cada uno que juzgue por sí mismo, aunque siempre viene bien que nos recuerden las bondades de la lectura.

Impresión general del texto: 10/10

Los Perfectos

Nadie es perfecto, pero este libro sí lo es en ciertos aspectos.

Álex es un niño que cree vivir rodeado por una familia perfecta. Sin embargo, su amigo Rafa Panocha ayudará a Álex a desenmascarar a esta divertida familia.

🌸🌸🌸

Es un libro fácil de leer por el interés que suscita querer averiguar más de esta perfecta familia. El estilo es claro y directo y las escenas de humor no tienen desperdicio. Aquí podemos ver cómo cada familia es perfecta en su imperfección y lo que prima es el amor y el cariño que nos rodea.

🍅🍅🍅

Esta obra no mereció «dos cates como dos tomates», sino que fue ganadora del premio Edebé de literatura infantil en 2007. Casi 13 años después sigue despertando risas y generando reflexiones.

A pesar de lo bueno de la obra, quiero dar un giro en el género de mis lecturas. Últimamente, sin querer o no, solo leo libros con mucho humor y escritos en un mismo estilo, o parecido. No recuerdo haber disfrutado de pequeña de obras tan graciosas como estas y me apetece algo más serio.

Impresión general del texto: 8/10

Escarlatina, la cocinera cadáver

“Escarlatina, la cocinera cadáver” es el libro ganador del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2015 publicado por Anaya (2015) y anteriormente por Edicións Xerais de Galicia (2014).

Su autora, Ledicia Costas, sabe plasmar con humor la importancia de las relaciones familiares, en concreto entre los abuelos y sus nietos. Su lectura es muy recomendable por la extensión de sus capítulos. Engancha de tal manera que en poco menos de una tarde se puede leer del tirón.

La historia trata sobre el mundo de los vivos y los muertos y cómo la amistad y el trabajo en grupo pueden vencer cualquier tipo de desafío. El protagonista del libro es Román, un niño de diez años al que le regalan una cocinera (Escarlatina) que debe montar por piezas antes de que pueda ayudarlo a cocinar. Lo particular de este cuento es que la cocinera proviene del mundo de los muertos y su cometido es regresar el mundo de los vivos ayudada por Román.

Si tenemos en cuenta historias posteriores al libro, podríamos compararla con la grandiosa película “Coco”. Parece que Disney hubiera comprado los derechos de autor de Ledicia porque hay muchos pasajes que nos recuerdan al libro.

Para terminar, una de las sorpresas de este entretenido relato es que, no solo se puede leer una hermosa obra, sino que además, trae consigo un recetario apto para niños que cocinen acompañados de un adulto. ¡La diversión está servida!

Sin duda, es un texto que hará volar la imaginación de sus lectores.

Impresión general del texto: 8/10.

Días sin ti

“Días sin ti” es una historia narrada por la joven escritora Elvira Sastre. Comencé a leer este libro con altas expectativas por haber sido galardonado con el Premio Seix Barral de Biblioteca Breve 2019. Además, en el resumen parecía adivinarse un romance que me apetecía disfrutar.

A fin de cuentas es una historia de amor más, sin apenas transcendencia en mi opinión. Chico conoce a chica, chica conoce a chico y se enfrascan en una relación sexual explícita y, a veces, morbosa. La diferencia entre otras novelas similares podemos encontrarla en que el protagonista recibe distintas misivas de su abuela emigrante y profesora republicana en las que explica su amor prohibido con un alumno.

Aspectos positivos: es necesario la existencia de este tipo de narraciones para que no olvidemos la crudeza de algunas partes de nuestra historia cercana.

Cómo expresa los sentimientos y la dulzura en sus palabras.

Aspectos negativos: la idea de entrelazar dos historias paralelas pero separadas en el tiempo hace que se pierda el ritmo en la lectura y el interés por continuar. En relación con este asunto, he de decir que es la primera vez que me han sancionado en una biblioteca por no devolver el libro a tiempo. Se me hizo infumable, lento y muy pesado.

El hecho de separar dos historias diferentes de manera abrupta entrecruzándolas también me parece un recurso poco elaborado. Me ha recordado al libro “Trabajo. Piso. Pareja” de Zahara en el que la división de capítulos se hace por las acciones y pensamientos del chico o las vivencias y pensamientos de la chica. División fácil para narrar algo no tan sencillo. Me habría impresionado más que esa división no fuera tan brusca y el propio protagonista reflexionara más sobre la vida de su abuela y lo que a él le pareció.

Para terminar -y no dar mucha caña- he de subrayar que el hecho de que medio libro esté escrito en cursiva también me echa para atrás. Es un recurso empleado para distinguir las cartas que la abuela envía al protagonista que, por cierto, no se sabe muy bien cuándo las manda ni cuándo se reciben.

Si abordamos también el final, es de esos poco elaborados y que podemos adivinar desde mitad de la historia cuando leemos algo que no nos cuadra o que parece metido con calzador. Si lo leéis sabréis a qué me refiero. Por cierto, muy frecuentemente me cuesta poner los pensamientos de Gael y sus palabras en boca de un hombre (aunque suene un poco tópico y políticamente incorrecto).

En fin, espero que a diferencia de mí, disfrutéis de esta lectura si disponéis de muuuucho tiempo libre.

Impresión general del texto : 6/10.

Apestoso tío Muffin

“Apestoso tío Muffin” es una desternillante historia contada por el magnífico Pedro Mañas y ganadora del XV Premio Anaya de Literatura Infantil y Junenil (2018).

El ingenio del autor se hace palpable comenzando por el prólogo, continuando por el título de sus capítulos y terminando por la “brisa nocturna” de su última página. Este libro me ha hecho viajar hasta mi infancia donde cualquier elemento relacionado con el mal olor y las cosas apestosas nos hacían reír. Es una narración para todas las edades y recomendable para una o dos tardes de hastío en las que necesites un poco de aventura.

Lo que más me ha gustado de este gran relato ha sido la sutileza con la que el escritor trata el tema de los “miedos” y nos ayuda a enfrentarnos de cara a ellos para conseguir superarlos. Una vez vencidos esos miedos, aunque el camino sea largo y arduo, conseguiremos disfrutar cada minuto de nuestras vidas como si fuera el último.

También es importante remarcar un asuntillo siempre pendiente: “la honestidad”. Se puede llegar más lejos cuando uno es honesto consigo mismo y con los demás, tal y como podemos comprobar con Mr. Muffin.

Esta vez no señalaré ningún aspecto negativo porque la historia me ha gustado por completo. Quizás me habría agradado leer mucho más sobre los distintos tipos de porquería y cómo eliminarlos…

Impresión general del texto: 9/10. Mr. Mañas, estoy deseando leer su próxima aventura.